Una historia al estilo del amor en los tiempos del cólera, en una pareja de inmigrantes

Dicen que en la vida, uno puede enamorarse tantas veces como el corazón lo permita, sin importar edad ni condición social. María Cibrián y Felipe Grano, ambos mexicanos, vivieron una historia al estilo del amor en los tiempos del cólera. Después de 45 años de que su relación sufriera una ruptura de jóvenes, sus caminos se encontraron y decidieron darse una nueva oportunidad

Cuando eran adolescentes fueron novios por 3 años en Yerbabuena, municipio Mascota del estado de Jalisco, sin embargo, él dejó México y se fue a trabajar a Estados Unidos en 1963, por lo que cada quien comenzó a hacer su vida por aparte. Felipe confiesa que nunca le pudo escribir a María porque él no sabía leer ni escribir y que así mismo no confiaba en nadie para dictarle una carta. Quién hubiera pensado que cuatro décadas más tarde irían a clase juntos.

Dos años después de haberse ido a EEUU, él se encontró con que María Cibrián estaba a punto de casarse con un novio con el que llevaba seis meses. María recuerda que ella suposo que su antiguo amor ya la había olvidado, pues todos le decían que en Estados Unidos había muchas gabachas. Así que cuando él regresó ya no podía arrepentirse, y menos cuando “ya estaba lista la boda, la comida, el padrino”, rememora.

Felipe Grano se sintió tan desconsolado que se regreso al país del norte y se casó a los 40 años de edad, sin volver a saber de María.

40 años más tarde se encontró en Los Ángeles con un amigo de Jalisco que a su vez era cuñado de María Cibrián. “Yo estaba casado pero quería saber si estaba viva. Me dijo que vivía y que seguía casada, tenía cuatro hijos, 18 nietos y 9 bisnietos, y vivía también en Los Ángeles”, Grano pensaba en la posibilidad de encontrarse, estando tan cerca.

No pasó mucho tiempo cuando volvieron a verse, ya que su amigo había fallecido, por lo que en su funeral en Wilmington, María Cibrián y Felipe Grano se miraron después de 45 años. Él se acuerdo de que al hablarle soltó un llanto ahogado, sin embargo nada pasó, pues ni las circunstancias ni el momento lo permitían.

Dos años después de ese encuentro, en enero de 2008, Felipe Grano enviudó, pues perdió a su esposa a causa de un ataque cerebral. Él por azar le contó a una prima, quien le dijo que “Cuca”, como él le decía a María, había perdido a su esposo en 2006, meses después del funeral donde se habían visto.

A sus casi 70 años, Grano ya no tenía nada que perder, así que le llamó por teléfono desde Las Vegas con la esperanza de volver a encontrarse, al principio Cibrián le colgó pero después comenzaron a hablar poco a poco hasta que un día él le dijo “Cuca yo me quiero casar contigo. Nunca te he podido olvidar. Los dos ya tenemos hijos grandes, estamos viudos, vamos a casarnos”.  María cuenta, “Le dije que yo ya estaba muy viejita para andarme casando”.

Cuando al fin lo aceptaron, resultó que había otro obstáculo: los hijos, quienes pensaban “¿qué te hace falta? ¡estás loca! Qué mañas tendrá ese hombre y qué tal si es un vicioso. Yo le pedí que lo conocieran antes de juzgarlo”, luego de conocerlo ellos quedaron encantados.

El 25 de octubre de 2008, Felipe Grano y María Cibrián se casaron por la iglesia. Ella entró vestida de blanco a la Iglesia seguida por una larga corte de pajecitos conformada por todos sus nietos y bisnietos.

“Llevamos nueve años juntos. Y puedo decir que no me arrepiento. Ha valido la pena. El amor en la tercera edad es más fuerte que en la juventud. Él ve a mis hijos como si fueran suyos”, dice María mientras su cara se llena de contento.

Felipe Grano tiene 78 años y María Cibrián casi 80. Ambos están tomando clases juntos en la plaza Comunitaria de la Casa Guerrero para aprender a leer y escribir español.

Con información del Diario La Opinión, Los Ángeles, California.

TE PUEDE INTERESAR:

Música

El playlist contranavideño

En Navidad no todo es paz, amor y villancicos. Es la época de los Grinch o Antinavidad quienes consideran la época navideña una tortura y aburrimiento. Están obligados a  escuchar

Destacada

Trueques GivU 2.0 para millennials y más grandecitos

Por José Manuel Pacheco Cuántos de nosotros no nos hemos sentido en esta recurrente situación: visitamos centros comerciales y nos encontramos con libros, discos, ropa, artículos de uso personal y

Estilo de vida

Desirée Navarro se presentará en el Foro LCK Experience

¿Qué tan importante es la resistencia a la adversidad y el estilo? La escritora y periodista, Desierée Navarro expondrá éstos tópicos cruciales en la vida personal y profesional. La ponencia

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!