Selena sigue siendo un fenómeno

Selena sigue siendo un fenómeno que no es entendible en México, pero este martes fue recordada con un ‘doodle’ que reconoce su historia.

Por Rafael Molina

Selena Quintanilla

Hasta antes de su deceso, Selena Quintanilla era un personaje prácticamente desconocido en México, a pesar de que ya tenía masiva proyección televisiva en la pantalla nacional. Por eso resulta irónico que a partir de su trágica muerte, la vocalista de Los Dinos se haya convertido en celebridad e icono de la música, con miles de espontáneos fans que surgieron de la repentina noticia.

Esto es explicable porque no solamente el fenómeno Selena sino la cultura de las comunidades de origen mexicano (la cultura chicana), es hasta ahora incomprensible y hasta despreciada, por los mexicanos al sur del río Bravo.

Por el contrario, Selena tiene un significado distinto para chicanos y chicanas (un término que se ha modificado por el de mexicano-americanos), porque es el símbolo de los nacidos en los Estados Unidos de origen mexicano. Uno de los pocos símbolos creados por ellos mismos, que ni los Estados Unidos ni México se los ha dado.

El hecho de ser originaria del estado de Texas, es otra peculiaridad que no ha sido entendida del lado mexicano hacia la intérprete de “Amor prohibido”. Las comunidades de origen mexicano nacidas en el sur de Texas se distinguen por interpretar música de acordeón (al estilo norteño), y la balada tejana, un caso opuesto a la erróneamente identificada como la reina del Tex Mex, como le llaman en México a Selena.

En ese sentido, la vocalista texana es un paradigma musical que no existía ni se ha vuelto a producir: combinó la cumbia con su particular vocalización de la música soul, de origen afroamericano. Es decir, le imprimió un matiz negroide a la cumbia, interpretada con efectos sicodélicos del teclado ejecutado por su hermano Abraham Quintanilla.

No se trata de la cumbia chacatumba pi piripi piii piii del aberrante cantante del grupo Cañaveral sino una vocalización más cercana a Tina Turner, en todo caso. “Bidi bidi bom bom”, es un claro ejemplo de la originalidad de la techno-cumbia-soul.

Pero como todos los estereotipos que se producen en México hacia mexicano-americanos, a la cantante se le reduce a la música llamada grupera, por eso cuando alguna de las intérpretes de este género se siente la nueva Selena, no produce más que risa loca.

Selena antes que nada, cambió la percepción de los mexicanos hacia la cultura chicana, a través de esta gran artista que también grabó música pop en inglés con enorme sutileza, como lo hizo grandilocuentemente, grabando con mariachi.

Selena fue lanzado en octubre de 1989

TE PUEDE INTERESAR:

Cultura

Exposición “Destierro/Des-cielo. Unamuno”, llegará al CCEMX

El Centro Cultural de España en conjunto con la Universidad de Salamanca presentan en México la exposición documental y de archivo Destierro / Des-cielo. Unamuno, de parís a la República,

Destacada

Bianca Marroquín agradece (irónicamente) las políticas de Donald Trump

Ante la situación que enfrentan miles de latinos en los Estados Unidos debido a las reformas migratorias que ha implementado Donald Trump desde su inicio de gobierno, las reacciones por

Destacada

X’Tiosu: restaurante libanés con sazón oaxaqueño

Ignacio Santiago y Felipe Santiago abren su propio restaurante libanés en Boyle Heights, llamado X’Tiosu, con sazón oaxaqueño. Por La Opinión Como nació el restaurante Desde hace un mes los

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!