Roberto Bolaño y su último libro de cuentos publicado

Roberto Bolaño
El mejor Roberto Bolaño, el que en 2001 ya se había consagrado como uno de los escritores en español más importantes del siglo XX, está presente en cada página.

En la nueva edición revisada de Putas asesinas publicada por Alfaguara, el narrador y poeta chileno Roberto Bolaño fallecido en 2003 está presente en cada página.

Putas asesinas cuenta con 13 relatos que mezclan la desolación, el humor, el lirismo, la autobiografía y la ruptura con la tradición, así como los homenajes.

“Ahora no hay tiempo para aburrirse, la felicidad desapareció en algún lugar de la tierra, y solo queda el asombro”. En esta frase, pronunciada por el protagonista de uno de los relatos incluidos en Putas asesinas, reside la esencia que atraviesa todo el libro.

Más libros y reseñas

En él, Roberto Bolaño trata algunos de los temas que conforman su universo literario y que están, por tanto, entretejidos en los argumentos de sus obras más emblemáticas: la sexualidad; las vidas de seres comunes; el poder subversivo de la literatura: el viaje como huida; la necesidad de develar lo incierto; la juventud; la violencia, y la lucha del desarraigado por encontrar un espacio propio en un lugar ajeno.

Roberto Bolaño

En esta ocasión en Revista Escenarios te compartimos un fragmento de la obra de uno de los autores considerado como una de las figuras más importantes de la literatura contemporánea en español.

Fragmento del libro de Roberto Bolaño

Buba
Para Juan Villoro

“La ciudad de la sensatez. La ciudad del sentido común. Así llamaban a Barcelona sus habitantes. A mí me gustaba. Era una ciudad bonita y yo creo que me acostumbré a ella desde el segundo día (decir el primer día sería una exageración), pero los resultados no acompañaban al club y la gente como que te empezaba a mirar raro, eso siempre pasa, hablo por experiencia, al principio los aficionados te piden autógrafos, te esperan en las puertas del hotel para saludarte, no te dejan en paz de tan cariñosos que son, pero luego enhebras una racha de mala suerte con otra y ahí mismo te empiezan a torcer el gesto, que si eres un flojo, que si te pasas las noches en las discotecas, que si te vas de putas, ustedes ya me entienden, la gente empieza a interesarse por lo que cobras, se especula, se sacan cuentas, y nunca falta el gracioso que públicamente te llaman ladrón o algo mil veces peor.”

Más sobre sus obras