Pancake Art: una forma creativa de comer

Por Oscar Orozco

Algunos se preguntaran, ¿cómo puedo animar mi desayuno sin necesidad de hacer una carita con huevos y tocino? Cuando se creía que los hot cakes no podían tener otro nivel de perfección, llega el Pancake Art, una nueva forma de interactuar con la comida. La clásica manera de prepararlos pasó de moda, lo de hoy es moldearlos para hacer figuras y con ello recrear a los personajes favoritos de tu infancia. Esta nueva forma artística ha destacado porque varios restaurantes en el mundo han adoptado esta inusual preparación, principalmente recrean figuras de animales, pero en algunos lugares han logrado producir los rostros de identidades famosas, no obstante eso no le quita su factor más importante: son comestibles.

El pancake art es una nueva forma de expresión basada en la interacción de dibujos o figuras populares con los alimentos, para así, llevarlos a la mesa. Para su creación se necesita masa para hotcakes (leche, huevo, harina con polvo para hornear y mantequilla), colorante y una buena habilidad para el dibujo; de utensilios son necesarios: moldes, un sartén alargado y biberones de cocina para usarlos como pinceles; algunas empresas como Whiskware crean productos para facilitar la producción de éstos.

Esta manera de expresión artística es relativamente nueva; se cree que el pionero en la creación del pancake art fue un padre llamado Nathan Shields, que para hacer los desayunos de sus hijos más entretenidos decidió usar sus habilidades de ilustrador y juntarlo con el maravilloso placer de los pancakes, rápidamente sus obras fueron virales por la creación de personajes reconocidos y por sus figuras de animales tan realistas.

En abundantes restaurantes de Japón se ha puesto de moda esta nueva estructura de preparar hotcakes, algunos aplican la receta antes dicha y utilizan diferentes instrumentos para establecer nuevas figuras increíbles a la vista; primordialmente se acostumbra esquematizar personajes de la animación tan característica de allá. En determinados lugares han abandonado los colorantes y prefieren darle los toques oscuros del objeto a preparar dejando cocer un poco más de tiempo, o lo que es igual a quemar algunas partes.

He aquí un ejemplo de lo que se crea con el pancake art: