El recorrido por los alrededores de los viñedos La Redonda donde anualmente se instala el festival 100 Vinos Mexicanos, ha mantenido expectativas que siguen atrayendo a los asistentes como se produjo desde la primera edición. Pero a diferencia de años anteriores en los que se ha disfrutado el sabor de los quesos, el placer de los platillos y las catas (además de los espectáculos musicales y la visita a los viñedos), el festival 100 Vinos Mexicanos 2018 incluyó en su reciente edición, el acceso de los medios a la planta procesadora de la uva. Una puerta abierta al mundo donde inicia el tratamiento de este elixir que culmina en la transformación del vino.

Un experto de vinos La Redonda comenzó por recordar que el mes de agosto es temporada de la vendimia, cuando se recolecta toda la uva y se colocan en cajas de quince a veinte kilogramos para evitar la presión, para que no exploten y se fermenten. Posteriormente las uvas se trasladan a la planta, y se vacían a una línea de producción a través de una banda que permite seleccionar visualmente las uvas que no sirven para el procesamiento. El personal capacitado retira las uvas muy maduras en una composta o para hacer vinos cosecha tardía, con uvas que son muy dulces.

la redonda

Este mundo de las máquinas instaladas cerca de los viñedos permite conocer de cerca el tratamiento de la uva, a punto de convertirse en delicioso vino; un proceso revelador e inédito para un público no conocedor de los pasos por los que atraviesa el fruto sagrado, para convertirse en producto embotellado. La depuración de la vegetación para quitar las ramas delgadas de la uva por ejemplo es fundamental, porque de lo contrario puede generar fuerte astringencia (sabor seco y amargo), y provoca que el vino pierda sus características.

Otro de los procesos importantes mostrados en los viñedos La Redonda ubicados en el estado de Querétaro, es el paso de la pulpa destinada a un tanque que puede soportar hasta dos toneladas. El enorme tanque está provisto de una bolsa que va generando aire con presiones, y detiene la cáscara y la semilla que se queda almacenado adentro. Este paso permite el envío del jugo (desde el tanque) a los contenedores, el dulce jugo que se conoce como mosto (el zumo de la uva antes de fermentar).

LA REDONDA

La mecánica de la planta de vinos La Redonda es un descubrimiento casi inédito en el mundo vinícola, un mar interminable de conocimiento, técnicas, supervisión de enólogos y expertos, que hacen posible la calidad del vino. La prensa hidráulica con madera de roble blanco es otro paso interesante, que sustituyó el aplastamiento de las uvas con los pies, que debían cumplir con tres características: mujer, virgen, y vestida de blanco.

La posición de las botellas sobre los contenedores, el diseño del envasamiento con una base de círculo hacia arriba debido a la posición del corcho, el cuidado de la luz para no alterar el vino, son algunos de los temas interminables alrededor de vinos La Redonda. Un festín anual a través de Cien Vinos Mexicanos que en esta celebración 2018, predominó con la presencia de vinos provenientes de Baja California, pero con una diversidad atractiva de etiquetas: la emblemática imagen de Frida Kahlo; la presentación con el diseño del día de muertos (BodegaEB7); el vino en armonía con las variantes de la música ((Vinos del Marqués). Una Alximia fascinante que aun queda mucho por recorrer en sus gamas placenteras.