La sátira sueca “The Square” gana la Palma de Oro en Cannes

Por. Leopoldo Soto

Julio Feo Zarandierta, cronista por mas de dos décadas de Radio Francia Internacional, para la cobertura del Festival de Cannes, para la audiencia en español, fue testigo y promotor del surgimiento de cineastas mexicanos como Alejandro G. Iñarritu, Carlos Reygadas y Amat Escalante – entre otros- a quienes entrevistó en sus diarias emisiones desde una maravillosa cabina en la terraza de RFI en la playa de La Croisette. Zarandierta nos comparte una artículo de opinión sobre los ganadores en el certamen de Cannes.

CANNES, Francia.- En la 70 edición del festival de cine más prestigioso del mundo, el jurado fue presidido por el cineasta español Pedro Almodóvar, denotando un encuadre más humano y acompañado de controversias, como su cine; fungió como guía para la elección de las obras .

El cineasta sueco Ruben Östlund presentó su sexto largometraje en el Cannes, “The Square”, un drama con carga de crítica social. Östlund, quien en tres ediciones anteriores fuera nominado en el certamen con “Happy sweden” 2008, “Play” en 2011, y “Snow Terapy” premio del jurado Un certain regard en 2014, con “The Square” entró al patio de los grandes ganadores de la Palma de Oro en la 70 edición al ganar la Plama de Oro con “The Square”. La cinta The Square está protagonizado por Christian, director artístico de un museo de arte contemporáneo, un padre cariñoso con sus hijas, un conductor de coches eléctricos y un hombre que apoya causas humanitarias.

El resto de los palmarés, con multiplicación de premios del jurado de la 70 edición desembocó en un premio exequo de guion, suena como a discusión airada y enfrentamiento de opiniones en ese jurado en el que había personalidades tan diferentes como la actriz francesa Agnes Jaoui, el compositor Gabriel Yared, la directora alemana Maren Ade, el director italiano Paolo Sorrentino, el actor y cantante de rap americano Will Smith, la actriz china Fang Bingbing o la actriz americana Jessica Chastain, bajo la presidencia  del manchego Pedro Almodóvar. Probablemente un coctel explosivo, detrás de las amables sonrisas de unos y otros.

El premio a la categoría interpretación femenina fue para la alemana Diane Kruger, actriz que ha desarrollado su carrera  en Francia y Estados Unidos, y que por vez primera interpreta un papel protagónico en alemán, su lengua materna. Su papel en “In the fad” de Fatih Akin es el de una  madre destrozada por la muerte de su marido y de su hijo en un atentado en Hamburgo. Se trata de un personaje que soporta el peso entero de una película en sus espaldas. Aunque el guion del germano turco Fatih Akin no ha convencido a toda la critica en Cannes. Un trabajo impecable del protagonista.

El premio del jurado le fue otorgado a la película rusa “Sin amor” de Andrey Zvyagintsev,  un drama en la sociedad rusa contemporánea de  brillante puesta en escena y solido guion,  que era mi apuesta de Palma de oro, y que había sido muy apreciada por la critica en Cannes.

Mientras que El Gran premio del jurado es para “120 latidos por minuto” del francés Robin Campillo, que muchas quinielas en la  critica daban también como una de las mejores de esta selección.

Otro premio del jurado 70 aniversario, le fue atribuido a la actriz Nicole Kidman, quizás para consolarla pues estaba presente en dos películas de la competición y se va de vacío como  interprete.

Por otra parte, en la categoría a mejor puesta en escena fue galardonada la directora americana Sofía Coppola por “Las presas”, un remake del  western que Dong Siegel realizara en 1971 basado en una novela de Thomas Culinam. Clint Eastwood y Geraldine Page  son remplazados  en  esta ocasión por Nicole Kidman y Colin Farrel.

No comparto pues el gusto del jurado por la muy cursi puesta en escena de Sofía Coppola, que me sigue pareciendo una directora inflada por el festival de Cannes desde  su primera aparición en 1999 con “Virgin suicides”.