En el país día a día se ha ido perdiendo el aprecio por la artesanía de nuestras culturas. Estudios recientes afirman que la población de artesanos segmentada por edades es de 80% entre 40 y 80 años, el 15% es de 20 a 40 años mientras que el 5% corresponde a edad de 5 a 20 años, lo que indica que estamos perdiendo la tradición de nuestra artesanía; esto en gran medida por la falta de cultura y valorización de lo realizado en México.

Chana Triqui es una marca que propone transformar esta perspectiva, siendo un proyecto que nace de la unión de estudiantes de diseño e ingeniería, que tiene como fin cambiar la visión de la artesanía en el país, esto a través de una campaña llamada “no al regateo” en donde se busca incentivar a las sociedades a no minimizar ni desvalorizar el trabajo de nuestros artesanos.

Por otra parte Chana Triqui también crea una propuesta nueva de venta, donde conversan las disciplinas del diseño con el quehacer de estas artesanas que han pasado el conocimiento de generación en generación.

No es la primera marca que habla de colaboración con alguna comunidad, la diseñadora Carla Fernández trabaja, apoya e incentiva a través de su marca a revalorizar el trabajo artesanal que se hace en México, así como ella otros diseñadores también han colaborado con diferentes comunidades, tal es el caso de Carmen Rion o Guillermo Jester, quien presentó en las dos ediciones del evento ELLE México Diseña, una propuesta fresca e innovadora en conjunto con diferentes comunidades de su natal Chiapas.

Pero el hablar de Chana Triqui es diferente, en este caso las diseñadoras Pamela Arago, Zyania Dorff y Mariana Paczka no se llevan el crédito por los diseños propuestos sino que se muestra una colaboración con la comunidad Triqui del Estado de México, dando el mayor crédito a las artesanas que participa en la intervención de cada pieza.

Esperamos ver crecer a esta marca y que su campaña suene cada vez más en nuestro país. ¡Éxito!

Catálogo Chana Triqui

Chana Triqui