El café: puente de relación entre México y Alemania

Por Oscar Orozco

Alemania tuvo una gran aceptación a finales del siglo XIX e inicios del XX, gracias a su desarrollo en comparación a México. Fue por eso que durante este tiempo surgió una gran atracción sobre la inmigración europea.

Porfirio Díaz apoyó el requerimiento de importar tecnología de punta al país, para esto, facilitó la estadía de varios obreros extranjeros. La implementación de su tecnología fue bien recibida; principalmente en los terrenos de la minería, automotriz, cervecera y producción de café.

Como explica Regina Wagner en su libro Los Alemanes en Guatemala, ellos se establecieron en Chiapas (cuando aún formaba parte de México) como una civilización definida y apartada. Definida en qué hacer y cómo hacerlo. Llevando a Soconusco, una de las regiones más importantes de Chiapas, a desarrollar de forma acelerada la producción cafetalera. Se anexó a México el 11 de septiembre de 1842.

Motivados por la apertura de México, lograron comprar tierras donde continuaron el cultivo del café. La viabilidad del gobierno ayudó a que los finqueros adquirieran grandes extensiones de tierras en Soconusco y en el norte de Chiapas, con el fin de producir café de primera calidad puesto que estaría destinado a exportarse a los mercados de Bremen y Hamburgo. Los bancos proveían créditos y agrónomos a los finqueros de Soconusco.

Muchas culturas aparte del alemán ayudaron a industrializar de forma eficaz al mercado cafetalero durante aquella época; como lo indica en el texto de Elena Tovar Gonzales, Extranjeros en el Soconusco, también fue de suma importancia la contribución de estadunidenses y japoneses.

Los alemanes invirtieron miles de marcos (moneda nacional, ahora obsoleta desde la llegada del euro) en terreno y agricultura en Soconusco. Dichas inversiones se efectuaban en zonas de bajo perfil poblacional pero ricas en recursos naturales y con ventaja de que la producción estaviera destinada al mercado mundial. Entre 1895 y 1900 se produjeron aproximadamente once millones y medio kilos de café, la mayor parte provino de las fincas de Soconusco. Tapachula se empezaba a convertir en un importante centro comercial con casas de importación, mercancías y exportación de café en manos de alemanes y españoles.

A inicios del siglo XX se implementó el uso del ferrocarril, la administración de Porfirio Díaz siempre favoreció a los requerimientos de los finqueros alemanes para facilitar su rápida exportación, puesto que el producto tenía una gran demanda. Años más tarde, aproximadamente durante 1910, ya se exportaba más de 5 millones de kilos de café y cinco años después ya rebasaba ésta por tres millones. Durante esa época la población alemana conservaba la mayor parte de fincas en la región.

TE PUEDE INTERESAR:

Destacada

Sofía Coppola regresa a Cannes con “The beguiled” un film con una visión femenina

Por Leopoldo Soto “Cannes está al mismo nivel que un templo de glamour y el mercado más floreciente del mundo, la más bella tierra de cine. Y no lo sería tanto

Gastronomía

Las tortillas y los nopales, alimentos clave en la dieta del mexicano

  La redacción El nopal y las tortillas, base de la dieta del mexicano desde la antigüedad, son importantes portadores de minerales esenciales para el cuerpo, además de que ayudan

Destacada

Documentales mexicanos invadirán Ambulante 2017

  El programa de documentales mexicanos ha sido siempre una de las piedras angulares de Ambulante. #Ambulante2017 proyectará documentales mexicanos con la finalidad de impulsar el cine nacional a través

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!