aborto mexico

El futuro del aborto en México bajo AMLO

El nuevo gobierno de México aún no ha tomado posesión, pero ya ha reavivado un feroz debate sobre los derechos reproductivos de las mujeres que podría desembocar en un referéndum polarizador.

Poco después de una aplastante victoria del político de izquierda Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales del 1 de julio, su futura ministra del Interior recibió elogios y críticas cuando se declaró a favor del derecho al aborto.

Olga Sánchez Cordero, quien se espera que se convierta en la primera mujer en ocupar el cargo cuando asuma el cargo el sábado, dijo que apoya la despenalización del aborto.

También dijo que estaría a favor de un «mecanismo judicial» para liberar a las mujeres que actualmente están en prisión, ya sea por tener un aborto o por ayudar en uno, insinuando una posible amnistía.

Sus comentarios enfurecieron a los conservadores del país, especialmente porque el derecho al aborto no era una de las promesas de campaña de López Obrador.

AMLO, como se le conoce en México, formó parte de una coalición de tres partidos que incluía al partido de ultraderecha Partido Encuentro Social. Durante su campaña, dijo que planeaba someter a referéndum el derecho al aborto, pero no ha dado detalles.

«Lo que estamos viendo es una agenda legislativa que no es la que pidieron 30 millones de personas que votaron por López Obrador», dice Leonardo García Camarena, vicepresidente de un gran grupo activista conservador Frente Nacional por la Familia.

«Se está imponiendo contra la voluntad del pueblo mexicano; se nos está imponiendo», dijo.

El Frente, que reúne a grupos locales más pequeños de todo el país, reunió a sus partidarios el 20 de octubre y marchó a las oficinas de AMLO exigiendo la anulación del nombramiento de Sánchez Cordero.

Pero Sánchez Cordero ha encontrado apoyo entre las mujeres políticas. En los últimos dos meses, tres propuestas diferentes para despenalizar el aborto han sido presentadas al Congreso, así como una al Senado.

Aunque los detalles de las propuestas varían, todas buscan reformar el código penal y la ley de salud del país para anular efectivamente la legislación local y obligar a los estados individuales a proporcionar abortos libres y seguros. Las propuestas están a la espera de ser discutidas.

Ciudadanos de segunda clase

La Ciudad de México es el único de los 32 estados del país donde una mujer puede interrumpir su embarazo de manera legal y gratuita antes de las 12 semanas, ya sea mediante combinación de Misoprostol y Mifepristona o AMEU (Aspiración Manual Endouterina).

En el resto del país, una mujer puede tener un aborto legal dentro del mismo plazo si un médico determina que su vida está en riesgo o si puede probar que fue violada, algo que las mujeres encuentran muy difícil de hacer.

«La gente ha dejado de prestar atención a México porque la capital es considerada una ciudad de libertades, pero el resto del país está excluido», dijo Regina Tames, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), que también ofrece defensa legal gratuita a las mujeres que enfrentan encarcelamiento por aborto.

Marcha Por La Vida

Es difícil encontrar datos sobre el impacto de los abortos ilegales. Las cifras más recientes de la agencia de estadísticas del país, Inegi, muestran que entre 2002 y 2016, 624 mujeres murieron abortando ilegalmente.

Pero la cifra subrepresenta la realidad, ya que las muertes por complicaciones (como hemorragias o infecciones) no se registran en la categoría «muerte por aborto».

En un informe de 2017 que abarca 10 años de datos, el gobierno de la Ciudad de México dijo que la mayoría de las mujeres que tuvieron abortos en la capital eran residentes, aunque mujeres de todos los demás estados del país viajaron para hacerse un aborto allí, lo que resalta la demanda de esta práctica en un país de 61 millones de mujeres.

«Esto nos convierte en ciudadanos de segunda clase», dice Francisca Duarte, socióloga y miembro de la organización feminista Observatorio Feminista Clara Zetkin en el norteño estado de Sonora, ubicado a unos 2.000 kilómetros de la capital.

«Hay mujeres en la región central del país que disfrutan de derechos que el resto de nosotros no.»

En Sonora, 19 personas han sido condenadas por tener un aborto o por ayudar en uno desde 2008, según datos del fiscal del estado recopilados por un punto de venta local. Al menos otras 75 personas han sido investigadas.

Después de las palabras de Sánchez Cordero, la organización de Duarte presentó una carta al Congreso local, pidiendo a los políticos que reviertan un fallo de hace una década que define la vida en el momento de la concepción.

Políticos en al menos otros 10 estados de México han propuesto nueva legislación a favor o en contra de la despenalización desde la victoria presidencial de AMLO.

Presionando por una reforma

La organización de Tames, GIRE, está ofreciendo orientación a los políticos locales interesados en aprobar legislación para despenalizar el aborto, incluso proporcionando leyes modelo que cumplan con las normas internacionales recomendadas aprobadas por las Naciones Unidas, así como otras organizaciones.

Sostiene que la amnistía para las personas actualmente encarceladas por delitos relacionados con el aborto no garantizaría que las mujeres que se sometan a un aborto en el futuro no terminen en la cárcel y, por lo tanto, sería una solución temporal a un problema a largo plazo.

Y, debido a que México es una federación y los estados individuales tienen sus propias constituciones y leyes, presionar por la despenalización a nivel federal no los obligaría automáticamente a proporcionar abortos seguros como un servicio de salud.

Por lo tanto, los grupos que defienden los derechos al aborto están presionando para que se reforme la ley de salud y el código penal del país, lo que obligaría a los estados a cumplir con la ley o a luchar en los tribunales.

El proceso puede ser largo, explica Tames, y considerando que el partido Morena de AMLO ganó la mayoría en 19 de los 26 congresos locales que se celebraron el verano pasado, existe la posibilidad de que estos estados apoyen una reforma federal.

«Sería desalentador ver, dentro de seis años, que la ley no ha cambiado», dice Tames, refiriéndose al mandato de AMLO como presidente y a la influencia actual de su partido en los gobiernos locales como una oportunidad real de cambio.

Si la ley sigue siendo la misma, «nos daría motivos para detenernos a pensar en cómo México ve realmente a sus mujeres».

Muchos activistas de ambos lados del debate sobre el aborto creen que un referéndum es una mala idea. Para Tames, los derechos de las personas deben estar garantizados por el Estado, independientemente de las opiniones de las personas.

El ministro del Interior entrante, Sánchez Cordero, dijo en un acto celebrado el domingo que «los derechos de los ciudadanos no se someten a referéndum, sino que sólo se reconocen».

Por otro lado está García Camarena, quien argumenta que los referendos no son un mecanismo confiable y que cualquier resultado carecerá de credibilidad. No confiaría en ellos.

La polarización, aunque innecesaria, parece inevitable, dice Juan Dabdoub, jefe de la organización no gubernamental conservadora Consejo Mexicano de la Familia, que presiona contra la despenalización.

«Esto está sucediendo en todo el mundo y nos ha llegado ahora», agregó. «Si lo que queríamos era que el país se uniera y fuera pacífico, entonces empezamos con mal pie.»

Moda y tecnología en la Feria de Proveeduría ANPIC

Durante los días 28, 29 y 30  de octubre se llevará a cabo en el Poliforum  León, de la ciudad de León  Guanajuato,  la Feria de  Proveeduría  ANPIC, donde  proveedores de la industria del calzado, marroquinería, del vestir, automotriz y muebles  se reúnen para ofrecer los mejores materiales y tecnologías, así como  las tendencias en moda a los productores de  estos sectores. En esta ocasión se mostrarán  las estilizaciones Otoño-Invierno 2016-2017.

En entrevista con Gerardo González Ramírez, Vicepresidente de Ferias y Eventos de la APIMEX (Asociación de Proveedores Industriales Mexicanos),  comentó que este año en la ANPIC participaran 350 empresas, 900 marcas  y habrá1200  stands, con lo que se calcula la asistencia  de 14, 500 visitantes, con una derrama económica de 400 millones para el evento y 180 millones para la ciudad de Guanajuato.

Agregó que habrá expositores de Europa, América Latina y México ofreciendo lo más actual para que los empresarios desarrollen  sus productos con las propuestas del mercado global, ya que van un año adelantados, pues se manejan con el calendario internacional.

Por su parte Verónica Ramírez, Directora de la ANPIC expresó que la Feria es considerada la Primera en Latinoamérica en su género y la Tercera a nivel mundial, por sus propuestas y capacidad, pues ofrece nuevos desarrollos para los empresarios y emprendedores.

Dijo que  este año ofrecerá como uno de sus atractivos,  conferencias de corte empresarial y humano donde esperan brindar a los asistentes una experiencia enriquecedora para sus negocios.

Finalmente Héctor Jáuregui, gerente del Laboratorio de Moda de la APIMEX, habló de la labor que están desarrollando para la Feria con las colecciones de los diseñadores del Colectivo Hilario México.

Explicó  que con el colectivo, desarrollan colecciones con las cuales  muestran a los empresarios las  nuevas tendencias en moda que viene para la temporada 2016-2017, tanto en colores, materiales  y  diseño, lo cual les permite desarrollar sus productos con  propuestas propias y con lo más actual, que podrá ser exhibido en la Feria, con los proveedores que les permitirán desarrollarlas.

Destacó que  el Trend Lab sólo les ofrece la información, apoyados por el  Instituto  Ars Sutoria, de Milán, Italia a los empresarios mexicanos para que  desarrollen sus propios diseños, con  lo cual han empezado a generar moda mexicana, que incluso ha hecho sus aportaciones a nivel mundial.

La moda de los 70s es la inspiración para las colecciones 2016-2017 que destacará por sus colores neutros, rojo con negro, dorados y marrones y en los zapatos regresan los tacones anchos.

Analizan en la Cineteca Nacional la censura contra La sombra del caudillo

“Día y medio antes del estreno de la película, arbitrariamente, entran tropas federales a los cines donde tenían las copias para estrenarlas y se las llevaron todas”, así describió David Maciel la censura que el gobierno de Adolfo López Mateos ejerció contra el filme La sombra del caudillo (Julio Bracho, 1960), durante la charla El cine y el Estado en México en la década de los sesenta, la cual se llevó a cabo en la Sala 4, Arcady Boytler.

Durante la conferencia organizada por el Centro de Documentación de la Cineteca Nacional, el profesor emérito de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) explicó cómo la adaptación cinematográfica de la novela de Martín Luis Guzmán se convirtió en “la película maldita del cine mexicano” y fue prohibida durante 30 años, a pesar de contar con el apoyo de las instituciones de cinematografía nacional para su producción.

El académico estadounidense está convencido que “el capítulo más negro” de la censura fílmica en nuestro país se debió al fuerte discurso político de la cinta, que no sólo expone la futilidad de la Revolución Mexicana y la continuidad de la corrupción en el Estado.

Según una anécdota de Carlos Monsiváis referida por el especialista, el escritor Martín Luis Guzmán cuestionó personalmente al presidente de la República acerca del porvenir del largometraje de Julio Bracho. Adolfo López Mateos le respondió sobriamente: “Maestro, no la vamos a soltar”.

También se expuso el caso de otra película censurada durante los años sesenta: Rosa Blanca (Roberto Gavaldón, 1961). Existen varios rumores para explicar el por qué la historia de un terrateniente indígena que se niega a vender sus tierras a empresarios estadounidenses, tema que glorificaba la expropiación petrolera de 1938, fue enlatada durante seis años. El verdadero motivo, según el doctor en Historia, era la riña entre Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos.

“La película Rosa Blanca, ante todo, es una alabanza del cardenismo”, afirmó. “¿Cómo podrían lanzar una película que alaba al cardenismo cuando el conflicto estaba tan duro, tan hostil y tan personal entre el presidente López Mateos y el general Cárdenas?”.

Estos casos “le dieron un escarmiento a la comunidad cinematográfica” mexicana, cuyo cine, a partir de entonces, raramente criticó el ambiente político del país por miedo a la prohibición y por “autocensura”. David Maciel mencionó La ley de Herodes (Luis Estrada, 1999) como la primera película en la que el gobierno se dio cuenta que la censura sería “contraproducente”.

Las controversias de La sombra del caudillo y Rosa Blanca ocurrieron en el marco de lo que los historiadores fílmicos llaman “La crisis del cine mexicano”, considerada a partir de finales de los años cincuenta con la caída de la Época de oro. De acuerdo con el profesor, esta categoría es un estigma que ha impedido el estudio satisfactorio de una década subestimada artísticamente.

Las Charlas de cine del Centro de Documentación continuarán el martes 24 de noviembre en la Sala 4 a las 18:00 horas, con la conferencia de Miguel García, Visitando el mañana: las representaciones futuristas en el cine mexicano contemporáneo, la cual se complementará con fragmentos de películas mexicanas de ciencia ficción.

El sendero de Teotihuacán en su tercera etapa

En el marco de la tercera etapa del Sendero Interpretativo, Ecológico y Cultural en Teotihuacán, el cual pretende crear turismo nacional e internacional de mayor poder adquisitivo y ofrecer una infraestructura hotelera y de servicios, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, sostuvo un encuentro con los empresarios turísticos de la región en la que planteó la oportunidad de construir  políticas públicas para que el corredor Teotihuacán-San Martín de las Pirámides se convierta en un destino.

Por su parte,  Rosalinda Benítez González, explicó que durante 2015 recibió la visita de dos millones 800 mil turistas, y en el primer semestre de este año, registró una afluencia de dos millones 300 mil visitantes. Por lo que es la zona arqueológica más visitada del mundo, incluso por arriba de la Gran Pirámide de Giza en Egipto y catalogada entre las siete Maravillas del mundo.

Como parte de su gira de trabajo, el titular de la Sectur presenció el inicio de obras de la tercera etapa, del Sendero Interpretativo Ecológico y Cultural que rodea la zona arqueológica y los trabajos para el mejoramiento de la imagen urbana de San Martín de las Pirámides.

Sostuvo también una reunión de trabajo con autoridades del Instituto Nacional de  Antropología e Historia quienes le expusieron el proyecto de conservación integral, para  revertir el deterioro de la pirámide de la Serpiente Emplumada  o Templo de Quetzalcóatl y los trabajos de investigación acerca de esta cultura prehispánica.